Cómo hacer aceite de hierbas casero para crecer el cabello 1 pulgada en 7 días, ¡vea el remedio!

Cargando...

Utiliza estos aceites naturales para el cabello. Pueden resultar muy útiles si está dañado y, por ende, seco. No te excedas en su uso para evitar efectos contrarios.

Hay muchas razones por las cuales el cabello se debilita y termina por dañarse: el calor del secador, los instrumentos de peinado, las condiciones climáticas y los tratamientos químicos. De esta manera, cuando el cabello está dañado, se ve opaco, encrespado, muy delgado, pero sobre todo frágil.

Muchas veces, para reparar el cabello, no tenemos que comprar productos caros. Basta con buscar alternativas caseras. Por ello, aquí te traemos algunos aceites naturales para el cabello. ¿Te animas?

Aceite de aguacate

El aceite de aguacate tiene un alto contenido en nutrientes, ácidos grasos esenciales y aminoácidos, así como también vitaminas A, B, D y E. Estas vitaminas tienen un poder antioxidante y participan en la producción de colágeno.

Al favorecer la generación de colágeno, ayuda a fortalecer el cabello y revitalizar su brillo natural. Por ende, resulta excelente para emplearlo como suavizante natural y, además, es ideal en tratamientos de hidratación.

Aplicación

  • Utilízalo como mascarilla aplicándolo sobre el cabello y dejándolo actuar durante 15-20 minutos.
  • Lava después con el champú habitual y aclara para que el cabello quede suave y nutrido.

Aceite de ricino

El aceite de ricino es conocido principalmente por estimular el crecimiento del cabello y reducir su caída. Además, contribuye en las siguientes acciones:

Cargando...
  • Hidratar los folículos capilares.
  • Disminuir la sequedad.
  • Combatir las puntas abiertas.

Aplicación

  • Aplica un poco de aceite de ricino en el cuero cabelludo, por ejemplo con un pincel para teñir, preferentemente con el cabello húmedo.
  • Masajea toda la superficie donde se aplicó el aceite de ricino de 3 a 5 minutos para que penetre en el cuero cabelludo. Haz pequeños movimientos circulares con las yemas de los dedos.
  • Con la ayuda de un peine, separa las porciones de cabello para que el aceite se extienda a lo largo del resto del cabello y penetre en todos los sectores. Puedes dejar unas gotas más en tus manos para distribuirlo de manera uniforme. No te olvides de las puntas, que son siempre las más castigadas y las más expuestas.
  • Utiliza un gorro de baño para que puedas dormir toda la noche con este tratamiento capilar natural.
  • A la mañana siguiente, lava con abundante agua y champú.

Conviene repetir este mismo procedimiento tres veces a la semana para obtener mejores resultados. Si notas que el aceite de ricino se torna demasiado espeso, puedes aligerarlo con un poco de otros aceites naturales para el cabello: aceite de coco o aceite de almendras.

Cargando...
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies